Detalle de Análisis

Nombre

  • Fórmula leucocitaria

Sigla

  • FLA

Valores de Referencia

  • Leucocitos (WBC): 4.0 a 10.0 mil/mm3

    Fórmula leucocitaria:

    Elementos Valores porcentuales Valores absolutos
    Neutrófilos en cayado 0 - 1 %  
    Neutrófilos segmentados 50 - 60 % 1500 - 6700/mm3
    Eosinófilos 2 - 4 % 50 - 700/mm3
    Basófilos 0 - 1 % 0 - 200/mm3
    Linfocitos 30 - 45 % 1500 - 4000/mm3
    Monocitos 4 - 11 % 200 - 900/mm3

    Ver Hemograma - Valores de referencia pediátricos en anexo.

Interpretación Clínica

  • En el perfil de la fórmula leucocitaria se informan el recuento de leucocitos y la fórmula leucocitaria propiamente dicha.

    Recuento de leucocitos (WBC): los leucocitos son células formadas en la médula ósea a partir de la stem cell pluripotencial que se diferencia por acción de distintas citokinas en unidades formadoras de colonias de distintos tipos celulares hasta llegar a los leucocitos maduros que engloban a los neutrófilos en cayado, segmentados, eosinófilos, basófilos, linfocitos y monocitos.
    La vida media de estas células es variable (4 horas a 2 días) ya que de acuerdo a las necesidades pasan del pool marginal a circulación y cuando son requeridos migran rápidamente a los tejidos. 

    Formula leucocitaria (FLA): la fórmula leucocitaria indica, en porcentaje o valor absoluto, la cantidad de cada tipo de leucocito, o sea los neutrófilos en cayado, los neutrófilos segmentados, los eosinófilos, los basófilos, los linfocitos y los monocitos. 

    Los granulocitos y monocitos son células formadas en la médula ósea a partir de la stem cell pluripotencial que se diferencia a stem cell hematopoyética. Debido a la influencia regulatoria de las distintas citokinas forma las unidades formadoras de colonias CFU-GEMM, que luego se van diferenciando en CFU-GM (precursores mieloides y monocitos), CFU-Eo (precursor eosinófilo) y CFU-Ba (precursor basófilo). Estas a su vez, estimuladas por otras interleukinas, forman los distintos tipos de leucocitos que normalmente encontramos en sangre periférica: granulocitos neutrófilos en cayado y segmentados, eosinófilos, basófilos y monocitos.
    Los neutrófilos polisegmentados maduros que salen de la médula ósea pasan a formar parte del pool de granulocitos marginal (MGP) y el pool de granulocitos circulantes (CGP). El MPG se encuentra a lo largo de la pared endotelial de los vasos esperando la señal química o quimiotaxis que los hará migrar a través de las células endoteliales y llegar al lugar donde se encuentren las bacterias o toxinas para ser fagocitadas.
    Los eosinófilos y basófilos, al igual que los neutrófilos, permanecen en sangre periférica hasta que son requeridos en los tejidos para cumplir con su función.
    Los linfocitos se originan en médula ósea a partir de la stem cell hematopoyética que por diferentes factores de maduración pasa a stem cell linfoide para luego migrar al timo y formar los linfocitos T y a los ganglios linfáticos para formar los linfocitos B. 

    Se observan leucocitosis agudas cuando hay rápida movilización del pool marginal por liberación de mediadores químicos originados por distintas situaciones de stress.
    Las leucocitosis crónicas se asocian a tumores invasores y trastornos proliferativos. 

    Se observa leucocitosis con neutrofilia, valores mayores de 7000/mm3, en procesos inflamatorios, infecciones bacterianas, sepsis, stress y embarazo.
    Se observa linfocitosis, valores mayores de 4500/mm3, en infecciones virales como citomegalovirus, Epstein Barr, virus de hepatitis y otros, en leucemias crónicas, linfomas etc.
    Se considera monocitosis a un valor absoluto mayor de 900/mm3 y se observa en procesos inflamatorios y neoplasias.
    Se observa eosinofilia  aun valor absoluto mayor de 700/mm3 en procesos alérgicos y parasitarios.
    Se considera basofilia a un valor absoluto mayor de 200/ mm3 y se observa en síndromes mieloproliferativos. 

    Las neutropenias más importantes, con un valor absoluto menor de 1500/ mm3, son las producidas por fármacos.
    Se consideran de origen central aquellas en las cuales se observa proliferación de los elementos en médula ósea que no se pueden diferenciar (granulopoyesis o eritropoyesis ineficaz) o disminución de la liberación de los elementos maduros desde la médula ósea hacia la circulación.
    También pueden ser de origen periférico por destrucción o salida excesiva a los tejidos como en la sepsis.
    Existe la pseudoneutropenia cuando los elementos pasan al pool marginal.
    Otras causas pueden ser hiperesplenismo o hepatopatías. 

    Metodología: Los leucocitos son contados utilizando señales frontales y laterales de dispersión láser. Un reactivo acídico produce lisis y reducción del tamaño de los hematíes y las plaquetas. Este reactivo reduce también el tamaño de los leucocitos, dejando solamente los núcleos. Los basófilos permanecen casi en su estado original. El conteo total de leucocitos y de basófilos es obtenido a través de este canal. La linealidad de este método es de 0 a 200 mil/mm3.
    El contador hematológico realiza el reconocimiento de los distintos elementos por citometría de flujo a través de tecnología láser y fluorescencia. El diferencial leucocitario se logra con la combinación de señales del dispersograma y tintura fluorescente con polimetina. El instrumento ilumina la muestra mediante un rayo láser semiconductor y clasifica las células por medio de tres señales: luz dispersa frontal, luz dispersa lateral y fluorescencia lateral. La intensidad de la luz dispersa frontal indica el volumen celular, la luz dispersa lateral indica el contenido interno celular, como núcleo y gránulos y la fluorescencia lateral indica la cantidad de ADN y ARN presente.
    Existen otros métodos para realizar el reconocimiento de cada tipo celular como el que combina conductividad, volumen celular y dispersión de la luz, el método MAPSS (dispersión de la luz a distintos ángulos) y el Sistema PANDA (peroxidasa activity and nuclear density analisys). 

Bibliografía

  • Beutler E, Lichtman MA, Coller BS y Kipps TJ. Williams Hematology. 5th edition. Mc Graw Hill. 1995.

    Sans-Sabrafen J, Besses Raebel C, Vives Corrons JL. Hematología Clínica. 4ª edición. Editorial Harcourt. 2001.

    Grignaschi VJ. Diagnóstico citológico de las hemopatías. 1ª edición. Editorial Panamericana. 1991.

    Dacie JV y Lewis SM. Hematología Práctica. 2ª edición. Editorial Toray. 1970.


Muestras

  • Sangre entera y extendido

Instrucciones del Paciente

  • No requiere ayuno

Método

  • Contador hematológico y microscopía
 

Laboratorios Domecq&Lafage © Copyright 2008 Todos los Derechos Reservados